Biblioteca de las Artes

.

Personaje del mes

 

Juan Soriano

A 100 años de su nacimiento

 

(Guadalajara, México, 18 de agosto de 1920 – Ciudad de México, México, 10 de febrero de 2006)

                       

Juan Francisco Rodríguez Montoya, mejor conocido como Juan Soriano, nació en Guadalajara, México el 18 de agosto de 1920. En este año se conmemoran 100 años de su nacimiento. Hijo de Rafael Rodríguez Soriano y Amalia Montoya Navarro. Desde niño fue conocido como Juan Soriano, por el segundo apellido de su padre. 

A los 12  años empezó  a visitar la casa del pintor, coleccionista y anticuario mexicano  Chucho Reyes, quien le permitía leer los libros y tocar los objetos que quisiera siempre y cuando tuviera las manos limpias,  fue ahí donde empezó a desarrollar su gusto por el arte y donde conoció a personajes del medio artístico y cultural.

En 1933 ingresó al taller de Artes Plásticas Evolución del pintor Francisco Rodríguez Caracalla  y al año siguiente, con 14 años de edad participó en la exposición colectiva de ese taller, que tuvo lugar en el Museo de Guadalajara, donde presentó un autorretrato y los retratos que hizo de sus hermanas Rosa y Martha. En esta exposición logró atraer la atención de artistas como María Izquierdo, José Chávez Morado y de la fotógrafa Lola Álvarez Bravo, quienes lo animaron a trasladarse a la Ciudad de México.

En 1935 llegó a la Ciudad de México siguiendo a su hermana Martha y con el apoyo de quienes lo invitaron a trasladarse a México ingresó como  maestro de dibujo en la Escuela Primaria de Arte, dependiente de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En 1936 ingresó a la Escuela Nocturna de Arte para Obreros, donde estudió con los pintores Emilio Caero y Santos Balmori, este último lo inscribió en la Liga de Artistas Revolucionarios (LEAR), de la que luego se saldría, pero en ese momento la liga organizó una exposición colectiva en la que  Soriano participó y de la que se publicó un artículo donde elogiaron su obra. Soriano empezó a asistir a las tertulias del Café Paris, donde conoció a personajes importantes de la cultura contemporánea mexicana como Rafael Solana, Isabel Villaseñor, Frida Kahlo, Lupe Marín, así como a varios de los miembros de la revista Contemporáneos, en especial hizo  amistad con  Salvador Novo y Carlos Pellicer.  Participó como escenógrafo y diseñador de vestuario en el Teatro Orientación cuando dirigía Celestino Gorostiza, en el Teatro del Sindicato de Electricistas con Ignacio Retes, colaboró en el diseño de escenografías y vestuarios para las coreógrafas Josefina Lavalle y Ana Mérida, así como en muchos otros eventos culturales de importancia. 

Soriano entabló una gran amistad con Octavio Paz, quien le dedicó el ensayo Rostros de Juan soriano. A iniciativa de Jaime García Terrés, se creó el grupo de Poesía en voz alta, donde Soriano participó como escenógrafo y diseñador de vestuario, colaborando con Octavio Paz, Leonora Carrington, León Felipe, Diego de Mesa y José Luis Ibáñez. También participó en la ambientación para las lecturas de Ventura Allende y El Encanto, tendajón mixto, de Elena Garro, que se presentaron en el Ateneo Español de México. 

Sus amigos lo llamaban El Mozart de la pintura y el niño eterno (l’enfant terrible), e incluso Octavio Paz lo llamó el niño de mil años, que la escritora Elena Poniatowska retomó para el título de su libro  Juan Soriano, niño de mil años.

En 1941 impartió clases de desnudo en la Escuela de Pintura y Escultura La Esmeralda (actualmente esta escuela se encuentra ubicada en el Centro Nacional de las Artes  - CENART ) en ese entonces bajo la dirección de Antonio M. Ruiz El corcito.

Empezó a realizar exposiciones internacionales, empezando en Nueva York y Filadelfia, USA (1945-1947). Una década después viajó  a Europa, realizó una estancia en Roma, donde se dedicó a trabajar terracotas y cerámicas. Celebró sus 25 años como artista con una gran exposición en el Museo de Arte Moderno (1959), fue maestro de cerámica en la Escuela de Diseño y Artesanías del Instituto Nacional de Bellas Artes (1961-1962). Presentó 14 retratos de Lupe Marín (1962) que fueron comentados por Octavio Paz. Realizó esculturas en cerámica y bronce que presentó en su primera gran exposición escultórica en el palacio de Bellas Artes, México (1966).

En 1975 se trasladó a vivir a París, alternando su estancia con la Ciudad de México. En este periodo incursionó en la creación de esculturas de gran formato, entre las que sobresalen: La Paloma (1991), escultura de bronce de seis metros de alto y 4 cuatro toneladas de peso ubicada una en la ciudad de Colima y otra en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO) y la Luna(1993) con diez metros de alto, ubicada en la explanada del Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

En 1978 la Fundación Cultural Televisa le otorgó la beca de apoyo a pintores distinguidos que consistió en  $2,500,000 pesos para producir durante un año 30 cuadros de gran formato y 30 de formato pequeño.

Entre los muchos reconocimientos que Soriano recibió se encuentran: El Primer Premio en el Salón de Invierno (1950), Premio José Clemente Orozco del gobierno del estado de Jalisco (1957), Premio Especial en el VIII Festival Internacional de Pintura de Cagnes-sur-Mer, Francia (1976), Medalla de Oro a la Excelencia (1984), Premio Nacional de Arte (1987), Caballero de las Artes y las Letras por el gobierno francés (1987), Premio Jalisco de Arte (1987), Oficial de la Legión de Honor por el gobierno francés  (2004), Premio Velázquez de España (2005), Orden al Mérito por el gobierno de la República de Polonia (2006), entre otros.

A decir del  poeta Octavio Paz, la obra de Juan Soriano cuenta con la afortunada fusión de tres elementos esenciales del arte: la tradición, la fantasía y la imaginación visual y al respecto el artista plástico Sebastian  calificó como “extraordinaria la fantasía del creador de la escultura Luna”, y reconoce que "Siempre hizo propuestas de avanzada y su obra en general enaltece la cultural del arte mexicano". 

Cuando Soriano recibió el premio Velázquez por parte del Ministerio de Cultura español en 2005, mencionó “El arte sirve para no dejarnos envejecer; el arte es siempre juventud, fuerza, invención son muchas sus cualidades”.

El pintor y escultor falleció en México a los 85 años, el 10 de febrero de 2006 en la Ciudad de México, dejando una inolvidable huella en el arte mexicano del siglo XX.

Su obra ha sido exhibida a nivel nacional e internacional en Estados Unidos, México, Hungría, Francia, Dinamarca, Noruega, España, Portugal y China, entre otros. 

En 2018 se inauguró el Museo Morelense de Arte Contemporáneo "Juan Soriano"(MMAC) en Cuernavaca, que busca contribuir al disfrute del arte contemporáneo y moderno, así como de difusión y estudio de la obra de Soriano, de la que se exhiben más de 1,200 obras correspondientes a distintas etapas de su vida.

Este sitio cuenta con un jardín escultórico con más de 4000 m2 en el que se exhiben 17 esculturas  monumentales de su autoría.

Te recomendamos ver el video Historias de vida - Juan Soriano  (Canal Once)

 

 Maritza Zugasti

 

Fuentes consultadas:

Canal Once. (s.f.). Juan Soriano. Recuperado el 31 de 07 de 2020, de Historias de vida: https://www.youtube.com/watch?v=dUrgl5vFK6c&t=20s

Fundación Cultural Macay A.C. (s.f.). La Ruptura. Recuperado el 31 de 07 de 2020, de http://laruptura.org/integrantes/juan-soriano

Gobierno de México. (s.f.). Juan soriano, el gran experimentador de la plástica mexicana. Recuperado el 31 de 07 de 2020, de https://www.gob.mx/cultura/prensa/juan-soriano-el-gran-experimentador-de-la-plastica-mexicana

Juan Soriano. Fundación Juan Soriano y Marek Keller, A.C. (s.f.). Recuperado el 31 de 07 de 2020, de http://www.juansoriano.net/biografia/bio.html

MMAC. (s.f.). Recuperado el 31 de 07 de 2020, de Museo Morelense de Arte Contemporáneo: http://mmacjuansoriano.org/museo/

Ortega Ávila, A. (s.f.). EL PAÍS. Cultura. Recuperado el 31 de 07 de 2020, de https://elpais.com/diario/2006/02/11/cultura/1139612406_850215.html

 

 

                                                                          Visitado 214 veces